Embarques a Granel: Riesgos y Desafíos

Terminal_de_carga_a_granel_Vancouver

Terminal de Carga a Granel, Vancouver. Se observa un carguero a la izquierda y un cargamento de azufre listo para exportación (Abril de 2018).

Las cargas a granel encierran un alto nivel de complejidad y riesgos en su operación logística de carga, transporte y descarga. La transacción comercial, deberá estar debidamente planificada, para que se cumplan las expectativas, tanto de comprador como del vendedor.

Un embarque a granel, implica una transacción de varios millones de dólares en el producto, más varios cientos de miles de dólares en el flete hasta destino final. Por ello es importante no escatimar en precauciones y en un buen Seguro de Transporte.

Preparación para el Embarque

Antes de cargar el barco, se verifica (mediante certificaciones de análisis) las cualidades del producto a embarcar.

Se debe preparar adecuadamente la bodega del barco, para prevenir daños al producto a transportar. Por ejemplo, es posible que sea necesario pintarla con un recubrimiento especial, que evite reacciones químicas entre el hierro y el producto que se transporte.

El capitán del barco recibe instrucciones precisas de los protocolos a seguir, por ejemplo el drenado de las bodegas, medidas de seguridad relacionadas con el producto, etc.

El mecanismo de pago, por ejemplo la Carta de Crédito, con el correspondiente detalle de condiciones a cumplir y comprobar, para que el banco libere el pago del producto.

La revisión pericial de un ajustador de seguros, que indique que el barco estaba debidamente preparado para el producto a transportar, así como el buen estado de la carga.

El proceso de carga, puede parecer simple y fácil, si se cuenta con los recursos necesarios. Sin embargo, debido a las cantidades que se manejan, el proceso es laborioso, tomando desde horas, hasta días. Puede verse afectado por el clima, así como por errores humanos, desperfectos mecánicos, etc.

Inicio de la Travesía MarítimaContactenos

A partir de este momento, es cuando el Seguro típicamente inicia su cobertura. Todas las condiciones aceptables para el producto a transportar fueron verificadas, el banco habrá liberado el pago al vendedor, inicia el tránsito marítimo y la carga ha cambiado de manos. Ya no es responsable el vendedor, pero aún no llega al destino final. Para llegar ahí quedará en manos de la tripulación de un barco, hasta que logre llegar a su destino. En este momento es cuando un buen Seguro de Transporte de Carga toma la mayor importancia!

Una vez a bordo, el producto queda enteramente bajo responsabilidad del capitán de la nave, sujeto a los riesgos típicos del transporte marítimo: condiciones meteorológicas, fallas mecánicas, errores humanos, accidentes, operaciones en las terminales portuarias de salida, tránsito y arribo, etc.

Cuando el barco logra atracar a salvo, en el destino final, han transcurrido quizá semanas, el barco transitó bajo tempestades, cruzó zonas de riesgo por piratería, logro quizá superar problemas mecánicos en sus motores, etc.

Descarga en Destino

En el muelle empieza la faena de descarga, usualmente también con la supervisión de surveyors, para determinar en forma pronta, cualquier irregularidad que se pueda detectar en el momento de la descarga. En el caso de embarques a granel, donde los barcos son fletados especialmente para el viaje correspondiente, debe ponerse en forma inmediata cualquier reclamo por problemas que se puedan detectar en la carga. De ello depende en gran parte la cobertura del Seguro. El comprador o importador, debe actuar en forma diligente y precisa, sentando las responsabilidades y notificando a las partes interesadas (el capitán del barco, el dueño del barco, la aseguradora, el suplidor), a fin de que se puedan sentar las responsabilidades correspondientes y en caso de que la aseguradora deba pagar por los daños acaecidos a la carga, que la misma cuente con los recursos mínimos necesarios, para repetir (resarcierse) por la indemnización pagada al comprador, sea que este trámite sea exitoso o no.

Conclusión

A menudo estos procesos de reclamo, pueden resultar largos y tediosos, sin embargo ello depende en gran parte de la diligencia y precisión con que hubiera actuado cada parte. La otra variable importante, es contar con una Aseguradora Experta en Transporte de Carga, con probada honestidad y pericia.

Autor:
Georg von Köller
Director Comercial
www.cargox.com

ContactenosSeguros de Transporte de Carga.
Seguros de Stock-Throughput.
Seguro de Responsabilidad Civil.
Asesoría en Gestión de Reclamos.